10 de abril de 2005

sobre el cumpleaños

Mi cumpleaños 37 fue hermoso. El trabajo de producción dió excelentes frutos. Partimos con una travesía en bote por las aguas calmas de la bahía, en compañía de las estrellas y las luces de la ciudad, compartiendo champaña y alegría.

Esa acción de mar permitió que el evento partiera con dotación plena y que la fiesta tomara vuelo de inmediato al llegar al Dpto, llamativamente decorado por la instalación cama, Carlita y Buenos Aires.

El cebiche quedó a pedir de boca y la gente flotaba de alegría - a pesar de que el Papa había muerto esa misma tarde -.

Cuando la cantante de jazz - Karen Devia - abrió las puertas de su alma para compartir con nosotros su voz, me dí cuenta de que estábamos ante un verdadero acierto estético.

El epílogo de besos y caricias, dejó entre nosotros la convicción de que habíamos vivido una jornada inolvidable.

Gracias a la vida, por la amistad.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!