29 de septiembre de 2008

Trabajadoras Sociales





El país es una alambrada,
casi un método,
sus trabajadoras sociales visten de gris
y caminan por calles enemigas,
hospitales y escuelas.

Caminan y no son vistas,
caminan en otra tierra.

Grito y mi voz roja no quema,
aparenta, no es pobre, no sufre,
es ajena, sucia, mínima.

Pienso y los árboles hambrientos de flores
no olvidan infierno
y ellas insisten,
escuchan, entienden.

Casi hay que ser mujer
para ser tan valiente
y trabajar sin llorar, sin mentir,
sin mandar el mundo a la cresta.




En la Imagen: Lucía Cullén, trabajadora social detenida desaparecida en Argentina.

14 de septiembre de 2008

Busca mi amor en un vaso de agua






Busca mi amor en un vaso de agua,

en la mañanas que lloran sobre el patio,

en los perros que aman al sol.


Busca en los caminos que llevan al mar,

en las mariposas que perdonan al verano,

en el celeste inmediato,

en el celeste de mi ciudad.


Busca en la alegría de mi hija,

en sus preguntas,

en su risa de mujer azul.


Búscame en el territorio de la muerte.

Más allá de la última

roca de los cielos,

en el lugar sin tiempo,

sin música,

sin Dios.


Búscame en cada árbol de manzanas,

en los techos que aman la lluvia y

en cada atardecer de invierno.


Búscame, pues allí donde llegue tu alma,

allí donde brillen tus ojos,

allí estará mi amor.





La imagen fue encontrada por los ojos de Pamela Albarracín.

7 de septiembre de 2008

bajando de peso



Desde hace casi un mes que estoy a dieta. El número 92 en la balanza y cierta dificultad para bajarme de los taxis, me hizo encender luces de alarma.

El primer día fue una dieta radical. Manzanas and only manzanas y agua. 1500 gramos fue la recompensa. Luego introduje el pollo, el pescado y las verduras.

Por un feliz sincronismo llegó a mis manos de Mireille Guiliano y su evangelio de agua, moderación y caminata, que més que un régiemn temporario, propone un estilo de alimentación y vida.

El libro, tiulado “La Francesas no engordan”, trae recetas y juega a seducirnos con la idea de combinar el placer con el buen estado físico.

He aprendido a valorar los puerros agridulces y elegantes, la sopa de zanahorias besada por el aceite de oliva, el yogurt casero, los paseos al mercado y la ritualidad de tres comidas diarias, en calma y sin tv.

He bajado 6 kilos y medio y espero llegar a 80 para fin de año, cosa de igualar el peso con el que comencé esta década.

Y, claro, cuando me da hambre, bienvenidas son las manzanas y las frutas de estación.








En la imagen, la autora del libro.

26 de agosto de 2008

Los sonidos de Isidora




Hola querida hija. Son poco antes de las cinco de la mañana. Tu estás en nuestra cama haciendo sonidos guturales. Yo estoy a pocos metros, ecribiéndote y agudizando mis oídos para captar cada eehhhhh o gggggggrrrrr o maaaammaaaahh o ataattaa o aaaaaaa que sale de tus labios.

Nos da un poco de risa a veces, porque pareces un monstruito del cine, lo que en nada se condice con tu rostro de bebé simpático y dulce.

El fin de semana fuimos a Quintay y tus cachetitos quedaron rojitos como manzanitas mágicas.

Ahora dices mamamamama y escucho tus manos jugando con el sector autopegante del pañal.

Un aahhhh aaahhhh sale entre tus cuatro pequeños dientes y mi corazón se va llenando de ti.

Voy corriendo a abrazarte.

Tu papá.

14 de agosto de 2008

Hace 15 años




Hace 15 años

La iniciación en su expresión más amplia es un proceso de crecimiento espiritual, pero también es el rito por el cual una comunidad recibe a sus nuevos integrantes.

Hace quince años, un hipocampo desconocido me llevó hacia el mar. Vendado conocí el silencio de los muertos. Una mano bondadosa me condujo por el fondo pedregoso del océano, abrió para mí los cercos de la noche; me despojó de cadenas tortuosas y guió mis manos hacia la palabra libertad.

Bebí un licor amargo para no olvidar los dolores de la realidad y uno dulce como el cariño de mis hermanos.

Es como si mi alma hubiera despertado de un antiguo sueño, tal como vi después en la película Matrix.

Al término de la jornada, cincuenta corazones se acercaron a abrazarnos. Desde entonces llevo un hilo azul e invisible, para envolver la tristeza, para expandir la alegría.

Marcia había descubierto en mi aquella luz. La de Ida, de Luis, de Sergio, de Oscar, de Esteban, de Arturo, de Karen, de Consuelo, de Daniela, de Daniel, de Gaby, de Paola y de tantos otros que habitan el mismo mar.





La danza iniciática proviene de este sitio: www.ezakwantu.com




Los monitos animados también nos hablan de la iniciación:


6 de agosto de 2008

En el Cap Ducal un día de lluvia.




Me gusta esta lluvia bajo el abrigo de tu alma,

junto al recuerdo de tus ojos,

pensando a nuestra hija en tus brazos.


Ahora estoy mirando las olas.

Hay nubes recostadas sobre el océano

y los pelícanos buscan un teléfono azul entre sus plumas.


Miro mi alma y escucho la lluvia

rebotar sobre el patio del colegio,

la veo inundar mis inviernos en el campo

y reventar en un millón de olas sobre mi ciudad.


Todo se vuelve agua y rayos,

centelleo de balas trazadoras,

ruido de helicópteros,

un río de almas sobre Valparaíso.


Regreso.

Un pelícano se anima a nadar,

las gaviotas siguen volando hacia el norte

y un fantasma se acerca

para rescatarme,

para calmar mi nostalgia.










Las imágenes pertenecen a davepope y provienen de flikr.

Poema escrito en la tarde del viernes en el Cap Ducal, inspirado en AB. y en todas las lluvias que habitan en mi alma.

1 de agosto de 2008

Crecer sin Dios

Dios según Miguel Angel



Muchas personas me han escrito, pidiendo que explíque el título de este blog.A mi amiga Marcia Orell le causa un pequeño escalofrío que este espacio en el cielo se llame “Crecer sin Dios”, por la carga irreligiosa que conlleva.

Sin embargo, es un nombre que me gusta, porque habla de algunos de los elementos más arraigados en mi memoria y mi personalidad.

En efecto, la fe en un Dios omnipotente ha estado siempre ajena a mi conciencia. Mis recuerdos han estado siempre marcados por la duda y una cierta distancia escéptica hacia la fe dogmática.

Se suma a esto un sincronismo de niñez. En 1971, mi abuelita materna convenció a mi madre de bautizarme católico para alejar unas fiebres que me afectaban.

Me llevaron a la Catedral de Valparaíso y en medio de la ceremonia me arranqué causando un gran alboroto. A las pocas horas el edificio fue seriamente dañado por un terremoto y la pila bautismal fue destruida.

Sin embargo, ingresé a un colegio Católico – el mismo en que estudió Pinochet- . Allí había bastante tolerancia. No era obligatorio ir a misa ni bautizarse ni hacer la primera comunión.

Pero ocurrió que el único niño del curso que no hizo la primera comunión fui yo. Fue bastante fuerte para mis 9 años estar junto a mis 40 compañeros en todas las actividades preparatorias del rito y mantener a pie firme mi agnosticismo precoz.

A falta de medallitas en mi pecho, puse allí el rostro luciferino que venía con las botellas de "Casillero del Diablo". No era la idea adorar al ser de reacción, sino que realizar una choreza ante mis compañeros.

En la adolescencia, una de las travesura que recuerdo es haber persuadido a varios compañeros de curso para que se convirtieran al Islam y se arrodillaran rezando hacia La Meca durante los recreos. La zanahoria consistía en una recompensa prometida por un Jeque petrolero ultra millonario. Se enojaron bastante al saber que todo era una broma.

Bueno, siempre la reflexión sobre Dios, la creación del Universo, el origen de los libros religiosos y la psicología de la fe, ha ocupado un lugar en mi vida. Por eso consideré que la expresión “Crecer sin Dios” resulta apropiada para esta bitácora personal.

Les dejo a Khalil Gibrán hablando de Dios.

En los tiempos antiguos cuando llegó a mis labios el primer temblor del habla, ascendí la montaña santa y le hablé a Dios, diciendo: "Señor, tu esclavo soy. Tu voluntad oculta es mi ley y te obedeceré por siempre jamás".Pero Dios no dio respuesta y pasó de largo como una poderosa tormenta.

Al cabo de mil años, subí a la montaña santa y de nuevo le hablé a Dios diciendo: "Oh, Creador, soy tu creación. Del barro me formaste y todo te lo debo a ti".Y Dios no dio respuesta, sino que desapareció como mil alas veloces.

Y al cabo de mil años, subí a la montaña santa y le hablé de nuevo a Dios, diciendo: "Padre, soy tu hijo. Con amor y adoración me engendraste, y con amor y adoración heredaré tu reino". Y Dios no dio respuesta, y desapareció como la bruma que vela los montes distantes.

Y al cabo de mil años, subí a la montaña y de nuevo le hablé a Dios, diciendo: "Dios mío, tú eres mi meta y mi plenitud; soy tu ayer y tú eres mi mañana. Yo soy tu raíz en la tierra y tú eres mi flor en el cielo, y juntos crecemos ante la faz del sol".Y se inclinó entonces Dios sobre mí, y en mis oídos sonaron susurros de palabras de dulzura, y así como la mar abraza en su seno un arroyo, así me estrechó Él a mí.

Y cuando bajé de nuevo a los valles y llanuras, también allí estaba Dios.

Khalil Gibrán “El Loco, sus parábolas y poemas”.
José J. de Olañeta, Palma de Mallorca, 2001.
(Selección de Beatriz Colom)

24 de julio de 2008

Yo acuso



Yo los acuso. Ustedes -los y las periodistas- son culpables de que la comunidad de Viña del Mar haya elegido alcaldesa a una persona con mínimos estudios, sin estar debidamente informada del nivel académico de la candidata.

Se trata de una de las comunas más importantes de Chile y es un abuso que miles de ciudadanos hayan concurrido a votar sin tener noticia de quién era la persona que elegían para administrar su salud primaria, su educación, su desarrollo urbano.

Basta. No les exime la excusa de la línea editorial conservadora de vuestros medios. Ustedes han estado cercenando el derecho a la información y han aplastado vuestra propia voz, vuestra propia dignidad personal.

También todo el país progresista tiene responsabilidad. Es impresentable que en Chile no exista prensa escrita con orientación política de centro o de izquierda.

Esta mañana tengo vergüenza de nuestra precaria democracia.

La foto proviene de esta página: www.region.com.ar

23 de julio de 2008

Si un día miras mi ciudad




Si un día miras mi ciudad
y la ves sin azul, sin olas, sin niños,
sin un viento delgado y puro...
sabrás que yo no estoy allí,
ya no pienso en tu rostro,
ya no vivo en tu aroma,
ya no entiendo tu jardín.

Si miras mi ciudad
y los colores te saludan con un beso risueño
y las calles discuten para decirte un piropo
y el mar se veste con su mejor azul,
aquel de antes, cuando viajabas en barco
y tenías padres y música en la sangre y no rabia.

Alma, entonces, ya será demasiado tarde.



La imagen proviene de este blog: www.skyscrapercity.com

19 de julio de 2008

Ayer nació Sofía




Ayer nació Sofía.

Se que su sonrisa late en nosotros.

En el nuevo brillo de todas las cosas

que han renunciado a la tristeza

y ahora saltan de alegría,

estremecidas por su fuerza,

por la multitud de temblores

que habitan en su mirada


Ayer nació una niña amada.

La joven estrella del viernes

la tomó de la mano

y dulcemente la condujo hasta sus padres.

Pronto la lluvia vino a existir en sus ojos

y un torrente de luz llegó

como un aguacero a nuestras almas.


Ya viene su primera mañana.

El sol tomará desayuno junto a su cuna,

mientras espera el milagro de la leche

y se detiene a besar a su padre.

Ambos lucen lágrimas de alegría.

Ambos danzan y danzan.


La madre está despierta

en el medio de esta noche.

Mil almas piensan en ella.

Mil poemas son escritos para ella,

la que regala luz,

la que da abrigo a nuestra esperanza.


Ayer nació Sofía y ya está abrazada a mi alma.

12 de julio de 2008

Aquella descuidada majestad





“En las primeras horas, sólo veía olas;
las cadenas de montañas azules del mar,
sus glaciares y sus cascadas,
su elevación y su descuidada majestad”. (Marcel Proust).

Nubes sufis abrían sus ojos en lo alto
y el hipocampo dijo en sueños que mi naufragio
era nacimiento, maremoto, juego,
zumbido que retorna de una antigua Nación.

Esa palabra ondulante era mi casa,
el sol se reunía cada tarde con nosotros
y el rojo y los colores anaranjados
bebían café junto al aire, el aguacero bullicioso,
las ballenas tímidas y felices.

En el noveno mes o tal vez en otro,
relámpagos y muertes cayeron de la noche
golpeados por reglones infelices y terribles,
por escuadras, repúblicas y mazos.

Lejos y cerca, renacidos,
tal vez en aquel jardín,
Marcia, Esteban, Luis.
encontraron su propio mar...
aquella extensión azul donde no llovía agresión,
ni desprecio, ni fractura al amor.

Ahora en las buenas primeras
cuando los colores se sublevan de belleza
y la libertad se enciende impertinente...
dos o tres delfines,
casi sin darse cuenta,
crean un día de justicia.





Hoy "Los Delfines" estamos de fiesta. Habrá cientos de abrazos y la alegría brillará en los corazones de nuestra familia extendida.

15 años desde la reactivación. Gracias Ida, Marcia, Sergio y su hermana, Luis, Oscar, Fernando y Francisco.

Nuestra alma estará allí. Todo estará lleno de luz.

5 de julio de 2008

facebook




Hace unos 100 días, facebook se hizo universal en Chile. Desde entonces, todos tenemos derecho a una rendija para husmear en el interior de cada casa y de cada alma.

Vigilamos y somos vigilados. Medio payasos y medio policías. Habitantes de un gigantesco edificio de paredes transparentes.

Es el regreso de la antigua tradición de salir a ver gente, primero en las plazas y luego en los malls. Heráclito vuelve a galopar.

En este artefacto facebuquero encontramos el Chat, el Messenger, el Correo, las aplicaciones para videos, música e imágenes y un sinfín de otras huarifaifas a disposición de multitudes que transitan sin tocarse.

Para nosotros los blogueros fue como una ola gigante que vino a inundar la laguna en que chapoteábamos y en la que, tras algunos años, habíamos ido trabando lazos humanos muy fuertes.

Para los que deseamos un lugar donde difundir nuestro trabajo en las artes, las posibilidades de facebook valen más que un fondart, porque cada imagen o cada poema llega al instante a cientos de personas que tienen la opción de hacer clic y expandir todo por los cielos como en el viejo milagro de la boda y el vino.

facebuquéame

dame un poquito de tu alma,

dame más y más,

mírame con ojos de neón,

abrázame con la fuerza de tus dedos,

como si estuviéramos en un campo de flores,

como si hubiera un día de luz

y tu boca comenzara en la próxima cajita,

un nuevo perfil

de tierra y carne.

3 de julio de 2008

mis hombros





Despierto y sobre cada hombro mío duerme un hada.

A mi derecha, un cuerpo de duende me mira con la alegría infinita de sus seis meses.

A mi izquierda, una mujer de generosa belleza conecta su calor con mi alma.

El amanecer ingresa con sus brazos dorados por la ventana

y unas nubes costeñas obsequian el rocío del mar

y un tren de orejas azules viene a buscar nuestra alegría.






La foto de Isidora fue tomada por Fabiola Naranjo.

30 de junio de 2008

Carta N°79 para Isidora




Querida hija:

Esta madrugada, mientras tomas tu mamadera, a un día de la primera vez que dijiste mamá con carga de sentido, quiero hablarte de los rasgos de magia que van encaminando tu vida.

Como ya sabes. Inspirada por la poesía, fue tu abuelita Ana María la que antes de fallecer sembró en mi la inquietud de conocer a tu madre.

En las semanas previas a tu fecundación, las láminas del tarot examinadas en medio de los vapores del Tatio, me hablaron de una nueva era solar, de un nacimiento que vendría a cambiar las cosas.

En enero, el nacimiento de Manuel, hijo de Vale y Tuto, activó en mi un cariño especial por los niños y su carga de futuro.

A fines de ese mes conocí a tu madre. A los pocos días purifiqué mi alma y mi cuerpo mediante el fuego y el agua de la alta cordillera.

Pronto, comenzaste tu viaje de estrellas hacia nuestros brazos.
Durante los primeros meses de tu viaje, sentí fuerzas que me "hablaban", dándome consejos para el bienestar de nuestra joven familia. Sospecho que esas mismas fuerzas hicieron desaparecer mi naipe de magia negra.

Desde el momento mismo de tu concepción, supe que estabas en camino y que tu nombre sería "Isidora", tal como la madre de mi abuelita paterna, significando que eres un regalo de la sabiduría sagrada, un regalo de las más dulces estrellas y de nuestros ancestros.

Al poco tiempo, comencé a escribirte cartas, que ya suman 79, las que a su debido tiempo, te darán cuenta de tu historia y del estado de nuestra alma, desde los comienzos.

Ahora que naciste, has tomado la costumbre de madrugar y hacerme comapañía en mi insomnio de mañana, felices ambos de conectar nuestras energías y nuestra luz, en los momentos previos al regreso del sol.

Anoche, he leído en la prensa que astrólogos promueven un nuevo signo zodiacal correspondiente a tu fecha de nacimiento, se trata de Ofiuco, asociado a Asclepio, hijo de Apolo (Esculapio entre los romanos), el padre de la medicina, educado por el Centauro Quirón.

Y los sincronismos no cesan, mira este poema que escribí el 2001:

Soy un centauro enhebrado a tus nubes,
pordiosero extravagante e ingenuo,
junto a sueños y días que no me
pertenecen.

26 de junio de 2008

100 años de Salvador Allende.




Presidente. Que vida nos regalaste!!!!

Por toda la tierra se cuentan tus historias. Tu compromiso. Tus yerros. Tus aciertos. Tus campañas.

Te imagino haciendo ejercicios de yoga, examinando cadáveres en la morgue de Valparaíso, conversando con un zapatero anarquista, recorriendo  campos y  ciudades de Chile.

Te pienso, siempre enamorado, batiéndote a duelo por  afectos de una dama, encendiendo  luces de tu templo, defendiendo a Chile en la Asamblea de los pueblos.

Te diste el lujo de vivir como un hombre,  fundar Alamedas en nuestra alma,  vivir para siempre en  nuestro fuego.

25 de junio de 2008

La educación de Isidora


Desde que supe que venías en tu embarcación de células, surgió en mi la inquietud de mostrarte el mundo.

Cómo ayudarte a ser más feliz, más libre, más sana?

Cómo hacerte amiga de la bondad, de la dulzura, del respeto?

Hasta ahora estoy contento, porque la sonrisa habita en tu rostro y la alegría fluye en cada gesto tuyo.

Pero pronto aprenderás a conversar y no te bastará con las caricias, la danza, los colores y los abrazos.

Habrá que dejarte una sinfonía de relatos, explorar contigo un bosque de números, personas y movimientos. Policéntricamente, como si el mundo entero fuera nuestra casa.

“Conócete a ti mismo”. Recuerdo. “Emplea como espejo a las estrellas“, replico para hundirme en los misterios de “Delfos”

Habrá música de Chiloé y Salzburgo. Conversaciones con cineastas. Tardes y mañanas en el teatro.

Habrá que descubrir las tierras, bendecir los océanos, dar la mano a gente. Escucharla, aprender secretos en sus ojos, compartir la mesa y los sueños.

Beber la ciencia con los ojos sobre la tierra. Hablar con los Minotauros. Entender a Ícaro. Emprender el vuelo.

19 de junio de 2008

encuentro con los profesores




“La realidad es una ilusión causada por la falta de alcohol”, leí una vez más ayer en la barra del “Bar Inglés” , mientras Mozart era tarareado por mis labios, que alternaban los besos de una deliciosa vaina con la música de la alegría.

La mañana todavía era joven y mi pequeña celebración de algunos trámites concluidos con éxito se confundía con la algarabía de los Chancho en Piedra que remataban una extensa noche de carrete.

En la puerta del bar me esperaba la realidad. Presididos por un cartel que gritaba: “Los maestros al luchar, también enseñan”, una multitud de profesores marchaba por las calles bancarias del puerto.

Me impresionaron sus rostros llenos de pena, su ropa de gente pobre, el cansancio marcado en cada detalle de sus semblantes, venidos de Lota, de Copiapó y de cada confin de nuestra tierra.

Pienso en mis propios profesores. En el amor que se envuelve en la enseñanza . En lo torpe que hemos sido al relegar a nuestros maestros a un plano secundario. A ellos que habitan nuestras propias conciencias. A ellos que abrazan nuestras almas.


7 de junio de 2008

“Agrícola”




“Agrícola”
Así te defines.
Eres la mejor tierra.
El agua buena.
Los poderosos sauces
encabezan tu reino.
Las nubes te tocan,
te limpian,
te dejan libre.


“Pasión”.
Ese debería ser tu nombre.
Cuando abrazas.
Cuando besas.
Cuando te enfadas
y un círculo de sombras
se pudre a tus pies.


Rostro de manzana.
El espíritu crece en tu cuerpo.
Hay bosques en tus sueños.
Zapatos rojos en tu dulzura.
Delfines en tu alegría.


De invierno.
De ese material
está hecha tu alma.
La lluvia
construye tus sonrisas.
El frío
no te deja su marca.
El silencio
no apaga tu dolor.

5 de junio de 2008

proyecto cabaret






Las ciudades están llenas de secretos, de historias que ocurren en sus bares, sus estadios, sus parques.

Historias que evolucionan y que de pronto se truncan, quedando como un sueño, una memoria colectiva, el relato de abuelos y de periodistas viudos de viejas noticias.

Por un dulce sincronismo, nuestra amiga, Piti - Cristina Guerra- se encontró con el archivo del fotógrafo David Rodríguez Peña, reportero de la noche Santiaguina de hace medio siglo.

Con el apoyo del FONDART, esta joven antropóloga creó el sitio www.proyectocabaret.cl , que exporta el período clásico de la noche chilena hacia a los ojos de las nuevas generaciones.

Aquellas fotos convocaron a mi mente el recuerdo del “Moulin Rouge”, como si Pigalle se hubiera mudado a la calle Huérfanos. Vi los mismos rostros impersonales. La sonrisa universal de una muñeca La música abrazando a la piel.

La próxima vez que recorra Santiago y reciba las tarjetas de los saunas o pase junto a los cabarets vecinos al Cerro Santa Lucía, pensaré que hubo un tiempo mejor, en que el deseo vivía más cerca del arte.

La foto es de David Rodríguez y proviene de www.proyectocabaret.cl

31 de mayo de 2008

Ana María




Anita, me resulta algo extraño escribirte a tu nuevo país.

Lo hago porque necesito agradecerte por las llaves que me dejaste para un nuevo tiempo, para una dulce alegría.

Es fuerte pensar que nuestra pequeña amistad de poesía, café y tarot haya servido de pie para que Isidora comparta nuestras almas.

Oye, varias veces he tomado conciencia de sincronismos y he sentido energías que he asociado a tu fuerza, tu espíritu, tus consejos,tu voluntad que trasciende.

Recuerdas cuando las cartas hablaron de tus hijos?. Aparecieron los tres. La magia de nuestra luz interior los describió a cada uno de ellos sobre el escritorio de tu oficina de Calle Melgarejo, allí donde antes estuvo Neruda y su Club de La Bota.

Me dijiste que de tu hija nada te preocupaba, que ella siempre saldría adelante.

Hablamos de tu familia, de sus secretos, de sus problemas.

Años después, conversando de un amor tormentoso, sentiste que tu hija podría unirse a ese poema.

En medio del torbellino de aquellos días, esa sugerencia quedó inscrita en mis deseos.

Luego, durante cinco años estuve triste. Ni siquiera me enteré a tiempo de tu muerte.

Amla, la encargada de mi curación, culminó su tarea llevándome a caminar sobre el fuego
y presentándome a tu hija.

El círculo se cerró, tu luz brilla ahora en los ojos de Isidora.





La imagen proviene de esta página.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!