11 de febrero de 2011

Niña con martillo



Isidora golpea el piso con un martillo,
fractura  horas del día,
astilla duros cristales,
es fuego vestido de fuego,
jueza de honda alegría,
heroína alta y radiante,
colombina arraigada en mi alma,
majestuosa en su brillo,
repertorio de fuerza  y dulzura.





Reté a Isidora por golpear el piso y un sillón con el martillo de su madre. La niña, que ahora mide cien centímetros, se enfadó un rato conmigo.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!