11 de febrero de 2011

poemas para el día de los enamorados - reiteración-





¿Por qué me amas?


Te amo porque llevo tu ser en mi alma; porque no mientes y eres océano, agua, espíritu que ruge y piensa, río incansable, mujer que abraza.

Te amo porque usas lentes grandes y oscuros, porque estabas escrita en mis sueños, anunciada, dibujada en mi libro interior.

Te amo, aunque maldices en las calles, te enfadas por lo pequeño, odias mi desorden, te alejas de las fiestas, no marchas de rojo en las calles, no esperas al sol.

Te amo porque llevas mi ser en tu alma, somos padres de la misma sonrisa, guardianes de una vida, lectores de cuentos al atardecer.

Te amo, porque me gustan tus manos a la hora del café, tu forma de beber la primavera, tus zapatos, tus películas inglesas, tus ansias sencillas de jugar.

Te amo porque nace de mí, simplemente, como viento que llega del mar, rayo que vence a la noche, pueblo que despierta al amanecer.

Te amo porque lees mis ojos y eres vertiente de alegría, latido, día sin bordes, lluvia que calma mi pena.



Poema publicado en crecer sin dios, enero de 2010.
En la imagen, "Blue Landscape", de Marc Chagall.











Me gustas porque eres dulce



Me gustas porque eres dulce,
hermosa como una boda,
insolente los días martes
y brava de cuando en vez.

Me gustas a pesar de tus certezas,
porque te enmierda la injusticia
y te sienta bien morder.

Me gustas porque eres libre y no tanto,
porque me agobia tu belleza
y me falta tu querer.

Llegué a tu casa
vestido de tumulto
y me fui quedando en tu mirada
y me fui embriagando en tu dolor.

No temas...
no soy un asaltante de tu cuerpo,
no quiero ser tu padre,
ni tu amante ni tu don.

No temas...
en los buenos días
sólo llego a ser un hombre.

No temas...
en los buenos días
pronunciar tu nombre
es un presente de Dios.

Y no te pido besos ni engaños
ni una cama doble en un motel lejano.

Sólo te pido
los días que el viento no perdona
y las tardes de lluvia que me duelen sin ti.



Poema publicado el 2002 en "Prófugos de un aguacero azul"
En la imagen, "La mesa roja", de Henry Matisse






Tú eres mi azul


Tú eres mi azul,
y digo en serio: mi azul,
mi abrigo, mi sueño.

Dónde están tus manos?
Acaso hurgando mi ropa
y buscando aquel olor
sobre una cama tuya
en el piso tercero
de un inmenso paraíso.

Dónde estás cuando no estás?
Acaso mueres en días animales de otoño
mientras yo camino junto al mar
y recojo mis pensamientos
y rosas de cristal.

Dónde estás cuando quieres estar conmigo?
Quién te detiene entonces?
Acaso tú cuando no eres tú?.

Dónde estarás cuando quieras estar
conmigo
y el anciano viento de la tarde
no conozca ya mi nombre
ni aquel olor
ni aquel azul
que sólo fue:”mi azul”.


Poema publicado el 2002 en "Prófugos de un aguacero azul"
En la imagen, "Camille Monet y niño en el jardín", de Claude Monet.




Por qué no sabes volar?


¿Por qué no sabes volar?
y te pintas delgada
en boca de otros hombres
anudando tu historia a la mierda
dejando a la ternura sin ojos
a la belleza sin tu recuerdo
a la justicia sin tu atardecer.


¿Por qué no sabes volar?
y mientes en presencia de temores
y te engañas con voz deforme
hasta que el verano
se canse de esperar tu afecto
y los jardines del mundo
no basten para contener tu pena.


¿Y si volaras como el aroma transparente de mis sueños?
bajo el amparo de una mínima esperanza
allí en el mar que era de otros
y que ahora es nuestro.


Y aunque nunca vueles,
mi princesa,
siempre habrá tiempo
para mojar tu rostro de cielo,
visitar aquel diciembre,
bendecir tu cuerpo.



Poema publicado el 2002 en "Prófugos de un aguacero azul"
En la imagen, "La Marie", de Marc Chagall.




Para ti

Para ti,
nuestra unión es racional,
imprescindible,
incluso conveniente.

Todo eso,
porque a veces te amo
y soy feliz viéndote reir.

En cambio,
en lo que a mí concierne,
basta una mirada tuya
para morir en tu boca.

Porque, diablos,
te amo aunque nunca
llegues a ser mía .

Entonces:
¿podrías amarme en sueños?
y llevar mi mano en las calles
y decir “soy yo”
cuando te canto
o pido un beso.

Entonces:
¿podrías invitarme a tus sueños?
y llover con tus ojos sobre mi pena
hasta que no puedas huir de tanto amor,
hasta que no puedas huir de tanto amor.


Poema publicado el 2002 en "Prófugos de un aguacero azul"
En la imagen, "Odalisca", de Matisse.







No te vistas de blanco


Por favor: no te vistas de blanco,
no comas ostras, no busques mis
piernas bajo la mesa, no bebas champaña,
no tiñas de sangre el pisco sour,
no sueñes con viajar
ni con piedras fugaces bajo tu
almohada.

Nunca te abrigues con mi rojo
no enciendas las velas que son
nueve
no bebas de mis copas que son siete
no mires por la ventana del huerto
no hagas el amor los días lunes
no cierres la puerta sobre mi alma.

Por sobre todo: no vayas al mar
no te pienses en mi cielo
no te puebles con mis manos
no te acerques a mi olor
no preguntes por mis ojos
que ya no vuelan ni gritan
sobre tu pena.


Poema publicado el 2002 en "Prófugos de un aguacero azul"
En la imagen, obra de Claude Monet.






Volar hasta que duela el corazón,
partir sin dinero,
con los calcetines de ella,
gris, lleno de lágrimas
y de invierno.

Aporrearse de vida.
Aunque pierda
los ojos y la dulzura
en ese afán.

Aunque me rompa,
me quiebre,
me trastorne,
me hunda en este solsticio
oscuro,
mientras ella
me llama flor,
me abraza,
quema mis espinas,
me dibuja en su alma,
inventa primaveras.





Poema publicado en crecer sin dios el 2007.






Luz azzul


Aveces el color azzul se enreda en tu pelo,

te elevas hasta el planeta Neptuno y caes

suavemente... como tarde de verano.


En algunas ocasiones te sigo,

doblamos una esquina y eres una gacela chilota

o flor de las colinas de España.


Al discutir eres explosivo y metralla,

me persigues por Vietnam y Sarajevo...

luego hacemos la paz en Gaza.


Cuando te deslizas sobre la bahía de Valparaíso

mil volantines salen a encontrarte

La Sebastiana enorbola sus bandera

y en la Plaza de la Victoria los niños cantan.




Poema publicado en "Luz Azzul", en 1994.
En la imagen, "El nacimiento de Venus", Sandro Botticelli





Eres


Eres la medida de todas las cosas,

el agua que tiembla sobre mi rostro,

los brazos y el vientre del sol.


Eres Luna que fuma,

jardinera, espada,

relámpago, pacto,

silencio del perdedor.


Eres lo nuevo y lo puro,

lo sereno, la hierba,

los higos, los peces.


Eres lo que nadie olvida,

libro, serpientes,

el nombre y la tumba de Dios.



Poema publicado en crecer sin dios en febrero de 2010
En la imagen, "Gabrielle con la camisa abierta", Renoir.




Gracias



Dije gracias por venir,
gracias por dejar tus ojos,
sostener mi cielo,
perdonar mi azul.

Gracias por escuchar,
por ceder tu cuerpo,
llevar las copas,
conocer la luz.

Dije gracias por mirarme,
por buscar mi bosque,
respetar mis ritos,
extinguir mi cruz.




Poema publicado en crecer sin dios, febrero de 2010
en la imagen, "La crucifixión blanca",de Marc Chagall.

1 comentario:

elisa...lichazul dijo...

excelentes trabajos poéticos pero resalto Salomé en mi personal gusto :)
Felicitaciones!!

y feliz día del Amor y de la Amistad
que en el fondo es lo que corresponde y no solo loar al amor de parejas

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!