25 de julio de 2011

Encontré a Erica Jong



Me siento a esperar la lluvia
y te miro nacer en mi bosque
original como el orgullo
río devorando estos días
extenso poder de los sueños
agua devorando mi cielo
Ishtar desnuda en la tierra.
Todo azul es tu espíritu
y mis instrumentos de aire
apenas respiran tu alegría
tus viajes al país del deseo
lámpara en medio de tu sexo
extenso amanecer de primavera.



¿Qué aprendí de ti?
acaso la pared que divide mis orgasmos
envidia como sombra de alegría
noche cayendo sobre cuerpos
palabra emergiendo de las aguas
sangre en mi copa de champaña.




Este texto nace de la impresión que me ha causado conocer la poesía de Erica Jong.  El primero de ellos es el siguienteestra de ella es:




LOS MANDAMIENTOS



No querrás de veras ser poet(is)a. Primero, si

eres mujer, tienes que ser tres veces mejor que

cualquiera de los hombres. Segundo, tienes

que acostarte con todo el mundo. Y tercero,

tienes que haberte muerto.



                                                                                                               Poeta masculino, en conversación.



Si una mujer quiere ser poeta,

debe dormir cerca de la luna a cara abierta;

debe caminar a través de sí misma estudiando el

paisaje;

no debe escribir sus poemas con sangre menstrual.



Si una mujer quiere ser poeta,

debe correr hacia atrás en torno al volcán;

debe palpar el movimiento a lo largo de sus

grietas;

no debe conseguir un doctorado en sismografía.



Si una mujer quiere ser poeta,

no debe acostarse con manuscritos incircuncisos;

no debe escribir odas a sus abortos;

no debe hacer caldos de vieja carne de unicornio.



Si una mujer quiere ser poeta,

debe leer libros de cocina francesa y legumbres

chinas;

debe chupar poetas franceses para refrescar su

aliento;

no debe masturbarse en talleres de poesía.



Si una mujer quiere ser poeta,

debe pelar los vellos de sus pupilas;

debe escuchar la respiración de hombres

durmientes;

debe escuchar los espacios entre esa respiración.



Si una mujer quiere ser poeta,

no debe escribir sus poemas con pene artificial;

debe rezar para que sus hijos sean mujeres;

debe perdonar a su padre su esperma más

valiente.




La fotografía  proviene de este sitio.

Más información sobre la autora  se encuentra en http://www.ericajong.com/



No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!