10 de mayo de 2012

Carta Nro. 220 para Isidora














Querida hija, ayer miércoles 9 de mayo, te traje un  nuevo block de dibujo para que prepararas tu regalo del día de la madre.



Comenzaste  con la serie de dibujos que realizas habitualmente, tus padres junto a ti. Uno de ellos, explicaste,  nos mostraba durante la noche del terremoto, cuidando tus sueños.



A mi pedido, comenzaste a firmar tus obras. Tu firma son dos líneas paralelas que encierran líneas parecidas a la i y la ese.



Alita te pidió  un dibujo diferente y algo extraño  ocurrió.  Dibujaste tres cruces sobre una pequeña montaña y en las cercanías una ciudad amurallada.



Cerca de las cruces colocaste unos toros de juguete.



Extrañado por las implicancias cristianas de tu trabajo, te pregunté por qué habías dibujado las tres cruces.



Me digiste: son marcas  para colocar a los toros.



Seguí mirando tu obra y recordé nuestras recientes visitas a Museos.  Nuestro juego de buscar un  hombre vestido de rojo y  un perro en las múltiples visiones del Gólgota que atesora el Alto Belvedere; las constantes visiones de Viena como ciudad amurallada en el Museo Municipal  de esa ciudad.
Te vi pintar desde la profunda mente y quedé maravillado de tu  espíritu!!!!

Como intuiste la relación entre el sacrificio de toros, Jesús y Mitra?

Recreo, 10 de mayo de 2012.


No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!