29 de mayo de 2012

Sin edad

Nunca fui joven
ni perdoné el tedio de los domingos
ni almorcé inocencias
ni fumé tristezas en la casa de Mallarmé.

Tampoco seré viejo
No ahogaré mi alegría en las pantallas
no me vestiré de invierno
no marchitaré la paz.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!