19 de marzo de 2005

Luz: para cuando cumplas 40

Cuarenta inviernos han secado tu frente
y sigues tan niña como tus labios
engreída de tanta ternura,
turbulenta,
simpática en las mesas,
en las nubes, en mi siesta.

Me encantas porque tienes la cabeza llena de imágenes
y enredas tu pelo en cada combate,
en cada disparo, en cada momento.

Me gustas, porque crees en mis historias,
lloras en los cines y tienes olor a pan.

Cuando tú lloras, lloro yo también,
cuando tu sonriés,
se despliegan mariposas en mis ojos
y una brisa de mar
me envuelve de espuma
y de colores celestes.

Cuarenta inviernos te han hecho
más bella, más dichosa,
más incierta.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!