26 de marzo de 2005

performance en la tina.

Ayer desayuné y almorcé con Claudio, mi vecino, hermano y amigo, excelente cocinero y gran conocedor de la música. Después de almuerzo, me enseñó a fumar pipa al amparo del jazz.

Después de la siesta, ocurrió la feliz coincidencia de que Rosario sufrió los efectos etílicos de su regado almuerzo y no pudo evitar el hambre de hamburguesa.

Hay que decir que preparó un plato exquisito de apio, palta y quesos; ayudó a limpiar la casa con gran esmero y logró que hicieranos una perfomance espectacular en la tina. Notable.

Hace poco rato, ella se convirtió en la primera lectora de mi blog, ahora está a mi lado y dice que soy su ex amante y que no me va a saludar en mi cumpleaños.

Son los conflictos cotidianos de una hamburguesa en semana santa.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!