23 de agosto de 2010

Enterrados pero no muertos




Coloridos en sus cascos de Atacama,
benditos de banderas y herramientas,
mínimos de camisas y overoles,
con voces altas y emotivas,
caprichosos y serios,
lintérnicos y no sumisos,
futbolistas, padres de árboles,
abuelos de abrazos y niños,
luces que ríen en las fotos,
hijos de lágrimas y lavanderas,
numerosos en las fondas,
poderosos de nacimiento,
feroces en la cocina,
aprendices en las camas,
príncipes del carbón y la cazuela,
enemigos del látigo y el engaño;
honrados rostros del sol,
ojos de barro y de piedra,
ateos, canutos,
servidores de la virgen,
moradores del infierno,
porfiados de pura alegría,
geniales, reticentes,
copiapinos,
batidos de lobo y cometa,
partidarios secretos de la noche,
hijos tenues de la montaña,
vivos donde debieron estar muertos.





La imageen proviene de este sitio.

5 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

entierrados y luchando
hombres con temple y carácter

los mineros son una fraternidad muy muy especial
quizá porque sus vidas las hacen en el vientre de Gaia y nunca cortan ese cordón umbilical

hermosos y sentido versos que homenajean este vigor y este regalo que la esperanza nos regala

un abrazo y un beso siempre tira pa'rriba:)

Madame Minuet dijo...

Un buen titulo y un hermoso homenaje a estos hombres. Aunque a veces, demasiadas veces, la mina es su tumba.

Feliz comienzo de semana

Bisous

Ana dijo...

Un abrazo de palabras que tendría que llegarles ahorita mismo por la sonda a los mineros de Atacama. Y la tierra en su propia entraña, por primera vez se sumaría en acuerdo. Me gusta pensarlo así.

Marcos Callau dijo...

Precioso y rápido homenaje a esos mineros felizmente vivos aunque enterrados. Muy bonitos versos.

fgiucich dijo...

Fue una gran emoción y alegría saber que los 33 mineros estaban vivos. Un hermoso homenaje. Abrazos.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!