28 de agosto de 2010

palabras



Digo “pez”

y la palabra sale robusta de mi alma,

cercana al frío de las olas,

los pequeños dientes de los congrios,

las siete lenguas del océano.



Entonces, pronuncio “copas”

y ellas trinan como campanas

en días de bodas

o estallan indefensas

en muros de horror.



Digo “hija”

y esa voz salta,

bulle, pide besos,

encuentra caminos,

devora galletas,

desnuda el amor.





En la imagen, un "pez payaso", obra de la fotógrafa Jenny Huang.

2 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Estupendo final.

Pao dijo...

preferiria decir AZUL

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!