18 de agosto de 2010

Sambuca en el Condominio de Fuego





Conocí a una mujer que bebe fuego,

siete colinas de Roma

quemándose en un mar de anís.

Esencial como un aguacero en el Caribe,

obrera de cámaras,

ángel criado por otros padres,

reina de escotes y sonrisas,

buenamadre,

viajera secreta a Estambul.


Firme y saludable de sueños,

valiente de futuros,

primera en los crepúsculos,

princesa del tacto,

chispeante,

llorosa,

amante y compañera del sol.


La imagen proviene del sitio www.ramblingspoon.com

3 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

que preciosas alegorías
Felicitaciones

besitos de luz

Clarice Baricco dijo...

Temprano leyendo tus poemas. Dan vida.


Beso.

SUAVE CARICIA dijo...

es bello encontrar a alguien que logre traspasar del sentir a las letras

dejo suaves caricias

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!