12 de diciembre de 2011

Algo de libertad



El hombre es  destino y  conciencia
por eso al llorar se estremece
y en ciertos momentos de fiesta
lo ahoga el temblor de la pena
pese al abrazo y el vino

 
 
Este texto conversa con Simónides en:
 
 
 
El hombre no puede hacer nada frente al destino y los dioses.
Pues ni llorando remediaré nada ni empeoraré
nada dándome al placer y al regocijo.




En la imagen "Hércules matando a las aves", de Alberto Durero, proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!