15 de diciembre de 2011

De otro

Nunca tuve tus besos
y esa ausencia la lleno con tu nombre
la huella de tus dedos en mis hombros
la copa que rozaste en primavera
cierto aroma en tu bufanda
hielo en la mirada de tu dueño.
 
 
Este poema conversa con Píndaro en el siguiente texto:
 
 
 
Nunca pude imaginar que por un beso,
mi silencio se volviera poesía,
conocerte trastornó mi pensamiento,
y yo apenas lo creía.
Por un poco de tu amor.
por un beso nada más,
por un roce de tu boca,
cualquier felicidad sería poca.




La fotografía de Audry Hepbrun proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!