30 de diciembre de 2011

Epitafio para un hombre




Todos los días elegí vivir,
hice del asombro mi costumbre, 
tuve deseos y parí recuerdos.

Ahora partiré con poca bulla,
sin esperanza alguna, 
ligero de rencores,
sin demasiada tristeza.



Mi texto conversa con el siguiente fragmento del poeta persa del Siglo XI Omar Kheyyam












Me dieron la existencia sin consultar conmigo
:

Luego aumentó la vida día a día mi asombro.

Me iré sin desearlo, y sin saber la causa

de la llegada mía, mi estancia y mi partida.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!