16 de diciembre de 2011

Espíritu


Cada niño recogió el hilo de su cielo
y marchó hacia el estero con los pies desnudos
Pronto crearon un águila hecha de letras
y ella buscó el rumbo de lo alto
entre muros y  sombreros
 
Este texto conversa con el poeta boliviano Gabriel Chávez en:
 
 
Una rendija

Y tomando barro de la acequia
el niño formó cinco pajarillos cuando nadie lo veía.
Se alisó entonces el cabello que le cubría la frente
tomó aire
sopló suavemente sobre ellos
y echaron a volar.


La imagen proviene de http://www.duvalschools.org/

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!