25 de mayo de 2010

La casi muerte de una esposa imaginaria






Mi tercera esposa había muerto

o eso decían los médicos

pero ella insistía en aparecerse

y recitar largos números

que yo anotaba en mis brazos

y en pequeños papeles arrugados


Ella reclamaba que aún podía salvarse

que en ese número había un médico

capaz de despertarla



Llamé y nadie respondía

ella apareció para agregar un cuatro

y una voz me pidió viajar a Valparaíso


Fuimos con mi hermano

mientras amanecía

y cientos de personas

ocupaban las costaneras

para observar el Océano

y un portentoso sol

que habría sus ojos

más al sur de Playa Ancha


Al sector del Muelle Prat

llegaban dos transatlánticos

visibles incluso desde Cochoa

con las cubiertas llenas de gente

exhuberantes de alegría

nuevos en una ciudad de sueños


¿Cómo desperté en uno de ellos?

desnudo

acompañado de mi hermano

en el último piso de esa torre naval


El asunto es que allí

en la mesa de una cafetería interior

había dos Gaby Krisam

una más embarazada que la otra


Me preguntaron

¿cuál de nosotras es real?

y de algún modo supe

que la verdadera

era la con menos tiempo

de gestación



Ellas quedaron sorprendidas

y yo desperté del sueño

sin haber salvado

a mi esposa imaginaria

intuyendo experimentos

con clonación

preguntándome

por sincronismos

y embarazos







La imagen es de Alejandro, a través de puertodemisamores.blogspot.com
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!