28 de mayo de 2010

Testigos de Jehová




El libro de Jehová

nos prohíbe alimentarnos

de sangre humana

y hay una Iglesia

que cumple esa instrucción


No matarás dice el libro

pero ellos tienen

su propia manera

de ver las cosas


Generalmente

le dan el palo al gato

porque es peligrosa

esa agua roja

destructiva

infecciosa


Y sin embargo

unas pocas veces

mueren por sus creencias

y suelen morir felices

creyendo el deber cumplido

felices como el Papa

tras maldecir a los gays

prohibir las píldoras

destruir los condones



Felices por saber quienes son

cuál es su identidad

hasta donde llega

el dominio de su fe


Felices

como lo estoy yo

al ver a mi amiga recuperarse

sin haber recibido la sangre



En la imagen, "La crucifixión de San Pedro", de Caravaggio
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!