11 de mayo de 2010

Rafael conquista la naturaleza







¿Hasta cuando el hombre va a castigar al hombre?


antes la billetera que el puma


antes la citroneta que el colibrí


alimentándonos de huevos y vacas


de trigo y cerezas


que crecen


allí donde había copihues y espíritus




Vienen Rafael y Caravaggio


apropiándose de las fronteras


como si el mundo fuera del hombre


y no de los pájaros


de las lombrices


de las grandes arañas del bosque



Viene el hombre con su hígado a cuestas


como una flor que crece entre los cerdos


testículos en medio de la grasa


folículos que infectan las imprentas


las salas de montaje


los sagrados talleres de la aurora




Sólo ciudades se observan desde el cielo


planeta de agua y grasa


patio de cemento sobre la tierra


patio de excrementos y teléfonos


cesto de mandrágoras sobre la mesa





«Ésta es la tumba de Rafael, en cuya vida la Madre Naturaleza temió ser vencida por él, y a cuya muerte, ella también murió«.

Epitafio de Rafael Sanzio de Urbino, escrito por el Cardenal Bembo.

En la imagen, su autorretrato.

3 comentarios:

Sandra dijo...

La natuaraleza es sabia y poderosa y está dando la pelea.

Nuestros hijos son más sabios que nosotros y son su aliado más poderoso.

Ellos nos enseñan cada día a respetarla y a cuidarla.

Si no hemos sido capaces de escuchar los gritos de nuestra madre tierra, escuchemos a nuestros niños que intervienen por ella.

Saludos

Isabel Romana dijo...

El mundo debe verse, desde allí arriba, como tú lo has descrito: un patio de cemento y de excrementos. Pero entre todo ese desierto inhumano florecen las almas tiernas como la tuya, y los genios como Rafael. Un abrazo muy fuerte.

José Antonio Fernández dijo...

El hombre tiene un único enemigo, que es él mismo. el resto es armonía.
Saludos.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!