26 de mayo de 2010

las claves




Tras salir del templo

un vehículo blanco me llevó a casa

la llave roja abrió la primera puerta

la llave lila

despejó la segunda defensa

la tercera cedió

ante el solo empuje de mis manos

la última

respondió al llamado

del color azul


En la primera habitación

todo estaba a oscuras

al fondo de la casa

las pesadas cortinas

ocultaban el viaje

de las luces estelares

los reflejos de la luna

el constante trabajo del mar


Sobre la cama

estaban Isidora y su madre

mi hija vestía su pijama nuevo

mi esposa dormía envuelta en rosado


En silencio me acomodé a un costado

las abracé a ambas

y dormí como un rayo

que viene del cielo
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!