27 de octubre de 2010

hombres llorando












La ciudad es tango
extrañas ondas que parten  y regresan
humitas y caldillos
época de flores en la humedad de las quebradas
seres tras las paredes
quejidos de placer
caligrafía en el dorso de las fotos
nudos  muriendo en las corbatas
llaves de bronce
ojos  brotando en la noche
página que pintan los barcos
niños  montados en burros
hombres llorando  su pena




Este poema conversa con "Tango", de Cristina Peri Rossi.




    La ciudad no eras vos
No era tu confusión de lenguas
ni de sexos
No era el cerezo que florecía -blanco-
detrás del muro
como un mensaje de Oriente
No era tu casa
de múltiples amantes
y frágiles cerraduras
La ciudad era esta incertidumbre
la eterna pregunta -quién soy-
dicho de otro modo: quién sos.








La foto  es de Jeanie Ow  y proviene de  este sitio

1 comentario:

La Dame Masquée dijo...

Dicen que la ciudad deshumaniza, tanto mas cuanto mas grande. Al final es un espacio en el que todos nos perdemos en la soledad. Seguramente podria ser de otro modo.

Feliz dia

Bisous

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!