21 de octubre de 2010

Libertad querida




Libertad es el nombre del destino,

sueño de un viejo sol,

hora en que piensan los labios,

centro en que vive la voz.


Libertad como miedo y deseo,

barro que luce en las manos,

luz en el pleno silencio,

cuerda en que vibra el dolor.


Libertad como ilusión y muerte,

agua en el centro del cielo,

carne que habla y escucha,

libro que escribe el azar.


Libertad como razón y lucha,

pan en la boca del niño,

pueblo trizando los muros,

hombre que vuelve a rezar.


Libertad como lluvia de envidia,

dedos pintados de mora,

sala en que hablan los lobos,

boca que urge besar.


Libertad como afecto y escuela,

fuego que beben las almas,

viento que brota en la aurora,

mano que insiste en pintar.


Libertad como tierra sagrada,

pozo azul de los tiempos,

flauta del buen caminante,

espacio del ego y la luz.






En la imagen, grabado en aguafuerte de Roberto Matta,  llamado "Tempête de Liberté", es decir, "Tempestad de Libertad".


Proviene de http://www.mchampetier.com/

4 comentarios:

Vestal dijo...

Bellisimo poema... solo podrìa criticar una cosa, LA Libertad para ser lo que es, NO tiene MIEDO, no puede tener MIEDO, sino no es libertad.
Claramente la Libertad, o mi libertad SI es el nombre del destino y sobre todo la boca que urge besar.

lichazul dijo...

bravo!! fuerza y garra
todo bellamanete conjugado
Felicitaciones!!!

me recordé esa canción Yo te nombro Libertad

lichazul dijo...

bellamanete es en chileno bellamente jajaj

Gonzalo Villar dijo...

Querida amiga Pao, la libertad, por tan humana que es tiene miedo, frío y envidia.

Es la pasión la que derriba los miedos, una forma de libertad que tiene visos de terremoto y explosión.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!