20 de febrero de 2010

Cuatro de la madrugada junto a Isidora





Isidora respira mientras duerme,

sus dos años llevan una camiseta celeste,

noventa centímetros,

su tercer verano a cuestas.


Sueña con sus andanzas en el agua,

con su amiga Gea, sus primos,

su afición a rayar los muros

y a huir gateando de las misas.


Yo sorteo la noche junto a ella,

pienso en la prelación de créditos,

medidas cautelares, divorcios,

municipalidades en guerra.


Se cierran mis ojos y duermo,

llevo muebles a la subasta,

almuerzo con el Diablo y su corte

busco a Carlita en calle Carrera.


No despierto, sólo sueño.


La imagen se llama "un angelito mientras duerme" y pertenece al Flickr de Katrinet.

2 comentarios:

Tropiezos y trapecios dijo...

Cuanta preciosidad en algo tan pequeñito :) Cuanta magia desprende siempre todo lo que te envuelve :)Sigue soñando. Un abrazo!

Voz Ruda dijo...

Siempre he pensado que no existe nada en este mundo más puro, que un niño durmiendo.
ser como niños...

saludos!

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!