21 de febrero de 2010

El álbum de Carla






El padre navegaba,

su domicilio era el horizonte,

los huracanes, los días de calma.


Su hija crecía en Concepción,

creaba palabras,

aplaudía,

buscaba amaneceres,

lloraba y compraba el pan.


Había un mensajero entre ambos,

un artista

que seguía a Carlita los días martes,

capturando lo cotidiano,

las sonrisas,

los pucheros,

las manitos que surgen del ser.


Tras meses llegaba el padre,

buscaba el álbum

y recorría la vida de su hija,

lloraba por los días perdidos,

se reía,

la llenaba de olas y de besos.







Poema dedicado a mi amiga Carla Jofré Vidal y a su hermano David Jofré Vidal que me relató esta historia. La imagen es de Isidora y está tomada por Fabiola Naranjo.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!